Risotto veraniego

Eso de que durante la maternidad las hormonas no permiten a uno concentrarse en otra cosa que no sea su criatura esta comprobado. Por más que he tratado, simplemente no logro enfocarme en más nada que no sea mi nueva hija, Catalina, nacida hace poco mas de un mes. Es increíble, pero esa personita de unas escasas 10 lbs ha logrado acaparar toda mi atención (y horas de sueño), de manera que estos días de mi licencia de maternidad, los cuales ilusamente pensaba utilizar para expandir mis horizontes en tantas otras maneras desde mi casa (pffftt!), están siendo totalmente dedicados a mi creciente familia (como debe ser). Continue reading

Advertisements